Los elementos del primer grupo de la tabla periódica

La tabla periódica está estructurada en filas, que conocemos como períodos y en columnas  que conocemos como grupos. Conocer cómo se relacionan los elementos en los diferentes grupos y períodos nos permite entender mejor como están organizados en la naturaleza los diferentes elementos químicos.

¿Qué tienen en común los elementos que pertenecen a un mismo grupo?

Estos tienen el mismo número de electrones en su capa más externa. Es decir, el nivel más energético. Esos electrones se conocen como, electrones de valencia y son los que confieren las propiedades químicas a los elementos. Es por esto que los elementos en los grupos de la tabla periodica tienen cierto parecido en sus propiedades químicas. Vamos a hablar en este artículo de los elementos del primer grupo, estos tienen un electrón en su última capa.

Los átomos algunos son estables y otros son inestables. Cuando tienen ocho electrones en su capa de valencia son mucho más estables. Esto es lo que comúnmente se conoce como la regla del octeto. Una analogía que podemos ver para entender esta regla es imaginarnos por ejemplo que un billete de un euro esta formado por 8 monedas, es decir, da lo mismo un mismo un billete que las ocho monedas. Si en el bolsillo en este momento tenemos solo una moneda, la tendencia sería a que no nos importe mucho gastarla en cualquier cosa, así que nos deshacemos de ella fácilmente. Si por el contrario en el bolsillo tenemos siete monedas, la tendencia es a mantenerlas para conseguir otra y completar un billete de un euro.

Los elementos del primer grupo de la tabla periódica son los que como en el ejemplo anterior tienen una sola moneda que ceden con facilidad. Estos elementos tienen en su capa más externa un solo electrón y forman los iones correspondientes: el hidrógeno (H+) es el primero. Los tres primeros de los alcalinos que son los más importantes: el litio (Li+), el sodio (Na*) y el potasio (K+). Y finalmente el rubidio, el cesio y el francio.

Aspecto físico y densidad

Son elementos físicamente brillantes, blandos y su densidad es muy baja. De hecho el litio, el sodio y el potasio tienen menos densidad que el agua. Siendo el litio el elemento metálico más ligero que existe con una densidad un poquito mayor que la mitad de la del agua.

Químicamente son muy reactivos, reaccionan violentamente con el agua formando el hidróxido correspondiente más hidrógeno. Por esto no se encuentran como elementos libres en la naturaleza sino que están combinados con otros: hidróxidos, cloruros, carbonatos, sulfatos entre otros. Por ejemplo el cloruro de sodio y el carbonato potásico. Para tener litio en estado puro hay que almacenarlo en una atmósfera de argón para evitar que reaccione con el oxígeno y la humedad del aire.

Cada uno de los elementos del grupo está en un período diferente. Mientras más se avance en los períodos más nivel energético tendrá ese electrón de valencia. En el caso del rubidio por ejemplo está en el nivel 5 y comparado con el hidrógeno es mucho más reactivo el rubidio que el hidrógeno por tener un nivel energético superior en su electrón de la capa más externa.

El estudio de la química ha permitido aprovechar mejor los beneficios que nos dan los diferentes elementos en la naturaleza usándolos para el aprovechamiento de nuestras actividades. El modo de vida que tenemos hoy en día no sería el mismo sin el conocimiento del uso de cada uno de los elementos de la tabla periódica de los elementos químicos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *