Vicios ocultos: ¿qué son y cómo actuar frente a ellos según la ley?

En ocasiones, las transacciones de bienes como vehículos pueden acarrear ciertas situaciones indeseables, sin que haya premeditación de alguna de las partes.

Los vicios ocultos, de modo general se definen como desperfectos de un bien que ninguna de las partes conocía al momento de efectuarse la transacción, y ello aplica a los vehículos por supuesto. Hay recursos que protegen al vendedor, como el contrato compraventa de vehículo para eximir al vendedor de averías, y también hay recursos legales con los que el comprador puede ampararse, dispuestos en el Código Civil.

Naturaleza y condiciones de consideración de un vicio oculto

En primer lugar, el vicio oculto como tal no impide la utilización del bien, solo que el mismo, o el conjunto de ellos, no permite un aprovechamiento pleno. Bien diferente sería si tal desperfecto impide totalmente el uso del vehículo, con lo cual es necesario acudir a otras instancias legales.

Recordemos que eximir al vendedor de vicios ocultos se ampara en la consideración de que, a pesar de la experiencia profesional del vendedor, el vicio oculto en cuestión probablemente no sea detectado al momento de la compra.

Estas condiciones son indispensables para considerar un desperfecto o desperfectos de un coche como vicios ocultos: la difícil detección de la avería para las partes. También, las averías deben ser considerables, y lo más importante, la existencia del desperfecto antes de cerrar el contrato de compraventa.

Plazo de reclamación

Es prudente el cumplimiento de los plazos legales para efectuar reclamaciones por vicios ocultos en vehículos. Los 6 meses se suelen pasar rápido y los compradores deben acudir a otras instancias. La revisión exhaustiva del bien es crucial en este sentido.

Modos de acción legal

Si al comprador no lo protege la garantía y disposiciones propias de una transacción regulada con un profesional, el comprador podrá, mediante una evaluación del bien por expertos, comprarlo por menor precio. También, se puede exigir el acondicionamiento o reparación de los desperfectos del vehículo, o desistir del contrato, y si el vendedor conocía las averías, se puede apelar a una reparación monetaria.

Esperamos haber aclarado tus dudas respecto a los aspectos generales de vicios ocultos en vehículos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *